¿En qué consiste el seguro de impago de alquiler?

¿Eres propietario de una vivienda y estás pensando alquilarla? ¿Te preocupa correr riesgos si alquilas una vivienda de tu propiedad? Son estas dudas, las que llevan a que el mundo del alquiler vaya cambiando, anteriormente se pedían avales bancarios o avalistas personales y ahora en cambio, se formalizan seguros de alquiler. Esto surge como una nueva medida para que los propietarios se cubran las espaldas antes posibles inquilinos que no paguen y que al final sean los propietarios los que tengan que acarrear con los impagos, por lo tanto se está convirtiendo en una opción muy recurrente que, además, ha servido para avivar el mercado dando la posibilidad de acceso a una vivienda a inquilinos que teniendo la solvencia necesaria, no poseían la capacidad económica suficiente para depositar en su entidad financiera una suma importante de dinero en forma de aval.

Coberturas

Cuando contratamos un seguro de impago de alquiler, accedemos a diversas garantías relacionadas con la defensa y protección de nuestros intereses en relación con la vivienda arrendada:
  • En caso de impago, el seguro puede llegar a asumir el importe total de las rentas mensuales impagadas hasta el límite temporal establecido en la póliza (cuantificado en meses).
  • El asegurador realizará, a través de abogados expertos en la materia, la reclamación al inquilino de las cuotas de alquiler impagadas, antes de que exista sentencia de desahucio o condena por impago.
A su vez, la compañía aseguradora también realiza los trámites legales necesarios para obtener la orden y/o sentencia de desahucio del inquilino moroso, para que el propietario pueda disponer de su vivienda lo antes posible.
  • Se garantiza la reclamación de los desperfectos o daños materiales que el inquilino ocasione en la vivienda. Incluso, en determinados seguros, se cubren (hasta el límite establecido en la póliza) los daños ocasionados en el inmueble por el arrendatario.
  • Y se dispone de un servicio de asistencia jurídica que permite realizar consultas relacionadas con los derechos y obligaciones como arrendador.
En lo relativo al coste de estos seguros, en el mercado existen multitud de opciones a escoger, pero lo normal es que el precio no supere el 5% de la renta anual que se haya fijado en el contrato.

¿Cuándo se denuncia el impago? 

Es esencial notificarlo en el momento que se produce para que el departamento jurídico del seguro realice las gestiones oportunas y presente la demanda de desahucio. Además, si esta no se denuncia el impago no se produce ningún adelanto.
Si se agota la vía amistosa, ya presentada la demanda de desahucio y cumplimentada la reclamación de rentas dentro de los 3 meses de plazo, el asegurado podrá solicitar a la aseguradora un adelanto del total de las rentas impagadas hasta dicho momento y que excedan de la franquicia, que suele ser el mes de fianza.
Sin embargo, si pasan los 45 días desde la fecha de impago, el asegurado perderá derecho al adelanto de las rentas y hasta que no haya sentencia firme de desahucio y se recupere la vivienda.
2018-12-11T11:37:27+00:00 2018/05/14 |Sector inmobiliario|