Mafias Okupas, un delito que va en aumento.

Seguramente a día de hoy todo el mundo esté familiarizado con el término “okupa” pero si nos referimos a las mafias que llevan a cabo este delito, ¿Cuánto sabemos exactamente sobre el tema?

Y es que son muchos propietarios los que estos días regresan de sus vacaciones con el miedo de que su vivienda haya sido okupada ilegalmente, incluso los que tienen una segunda residencia cierran su vivienda con el mismo temor. Y es que por estadísticas uno de cada tres españoles  que posee una vivienda vacacional tiene más miedo de que sea okupada que de que se produzca un robo, según la encuesta del Instituto Sondea para Securitas Direct.

Sin embargo, no es un fenómeno que se ciña al verano, sino que es un problema que preocupa durante todo el año a particulares, entidades financieras, administraciones públicas, promotores o fondos de inversión y que tuvo su inicio con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Por todo esto, La Comunidad de Madrid consecuente con el problema ha desembolsado un total de cinco millones de euros en los dos últimos años para vigilancia, reparaciones, mediadores, policía y limpieza. Puesto que, según los datos del Instituto Cerdá, son más de 87.500 familias que usurpan viviendas en España, una cifra equivalente a 262.500 personas.

Hoy en día lo que más proliferan son las mafias, se tratan de bandas organizadas que tiene como objetivo reventar viviendas vacías, de desahucios o protección oficial, que más tarde venden o alquilan ilegalmente.  Lo que conlleva, a que sea el propietario el encargado de hacer frente a todo lo relativo al proceso de desahucio y los costes y sus inmuebles llegan a perder entre un 40% y un 60% de su valor. Además el principal problema que se tiene es que cualquier vivienda que se publicite ya es un objetivo claro para estas mafias, lo que resulta bastante difícil de combatir y a su vez, hay que tener en cuenta que los gastos para expulsar a los okupas son altos, lo que conlleva que los propietarios públicos y privados tomen medidas al respecto, como por ejemplo alquilando los sistemas antiokupas : puertas, pantallas de acero y alarmas temporales.

Aun así, las empresas que ofrecen estos productos antiokupas tienen la posibilidad de venta o de alquiler, pero normalmente el propietario se decanta por el alquiler debido a que se necesitan, para estos casos, soluciones rápidas y temporales, hasta que alquilan o venden la casa.

Como podemos comprobar es un problema lo suficientemente importante, así que esperemos que se endurezca la ley para atajar este tipo de delitos que tienen a los propietarios tanto públicos y privados redoblando sus esfuerzos para proteger sus viviendas.

2018-09-26T12:48:47+00:00 2017/09/04 |Sector inmobiliario|