Quiero vender mi casa. ¿Por qué es más fácil a través de una inmobiliaria?

Quiero vender mi casa

Quiero vender mi casa, pero se me plantean varias opciones a la hora de hacerlo. Me encuentro con diversas voces contradictorias, consejos por todas partes que se contradicen unos a otros: por un lado, me dicen que debo desconfiar de intermediarios, prescindir de ellos, y que lo más aconsejable en este sentido es vender la casa por mi cuenta, sin tener que pagarle comisiones a nadie. Por el otro, me dicen que puedo encontrarme con innumerables problemas si realizo la venta por mi cuenta y riesgo: que pueden engañarme, que debo conocer en profundidad el mercado inmobiliario y sus múltiples fluctuaciones en el momento actual, y también poseer conocimientos sobre cuál es el panorama de la tasación, qué factores determinan el valor de mercado, y ser consciente de que hay un verdadero enjambre de trámites jurídicos y notariales, registrales, fiscales y tributarios, así como negociaciones financieras que acometer, con lo que tampoco parece muy recomendable vender por mi cuenta. ¿Qué debo hacer, por lo tanto?

Cada vez son más las personas que optan por una inmobiliaria tanto para vender como para comprar una casa, una opción de primeras que puede llegar a resultar costosa, y más teniendo en cuenta que es algo que podemos hacer sin necesidad de intermediarios. Sin embargo, compradores y vendedores (y arrendatarios ya arrendadores) prefieren hacer las gestiones a través de profesionales. ¿Por qué? ¿Qué es lo que determina que la agencia inmobiliaria pueda y deba ser la mejor opción a la hora de efectuar la venta de mi vivienda, con todos los trámites y valoraciones previas que han de realizarse, y en contexto cambiante y hasta resbaladizo como es del mercado de los inmuebles?

Vender una casa es algo costoso y que se puede hacer de forma particular sin necesidad de contar con terceros. En muchas ocasiones, estos particulares prefieren intentar venderlo por cuenta propia durante unos meses y pasar a recurrir a una inmobiliaria si durante ese periodo de tiempo no han conseguido vender el inmueble. Algo frecuente y que, aunque parezca mentira, pasa mucho más a menudo de lo que podríamos imaginar.

Desde Globalpiso, te damos unas pistas del porqué pasa eso. ¿Cuáles son las razones por las que los particulares no consiguen vender su casa sin contar con la ayuda de una inmobiliaria? Estas son las principales:

¿A quién se lo vendo?

Cuando se nos juntan varios compradores potenciales, empiezan las dudas. ¿A quién debo venderle la casa? Además, una vez que lo tenemos decidido, debemos negociar con toda una lista de personas que forman parte del proyecto: agentes, abogados, empresas certificadoras, bancos… Hay que dedicarle tiempo a todas estas gestiones, cosas que en ocasiones nos cuesta afrontar. Esto sin contar con las cuestiones contractuales, como posibles herencias, plusvalías e impuestos. Estas cláusulas en el contrato puede que echen atrás al comprador por no fiarse demasiado.

Una inmobiliaria, además, se encargará de cualificar a potenciales compradores, realizando una labor de investigación en la que podrá saber si la persona interesada tiene la capacidad financiera para realizar la compra o nos está simplemente haciendo perder el tiempo. Saber escoger es una tarea mucho más compleja de lo que pudiera parecer en un principio, y por supuesto, no basta con la intuición, y mucho menos tratándose de traspasar por compraventa (contrato oneroso o lucrativo sujeto a una amplia legislación) algo tan importante y serio a todos los efectos como es una propiedad inmobiliaria… nada menos. Si quiero vender mi casa, lo más apropiado es contar con profesionales que sepan tantear el terreno e informarme con sólidos datos de quiénes son los potenciales compradores más fiables. Nadie desea encontrarse con un campo de batalla de morosos, tribunales y desahucios. Mejor evitar tan amargos parajes.

Ten en cuenta, además, que hay mucha gente que lo único que hace es perder el tiempo, y querrá visitar la vivienda simplemente para interesarse por el precio, pero sin ánimo real de comprarla.

¿Cómo preparo la vivienda?

No basta con limpiar la casa. Hay ciertos aspectos importantes que hacen que un inmueble sea más atractivo para los compradores y en muchas ocasiones no caemos en ellos. Pintar las paredes, reparaciones necesarias, reemplazar mobiliario o quitar cosas para hacer de la casa una estancia sin personalidad y unisex son importantes para que el comprador no se eche atrás por una mala primera impresión.

Valor del precio de mercado

Lo normal es que el vendedor haga una labor de investigación para saber a qué precio se venden los inmuebles de la zona. Sin embargo, las inmobiliarias cuentan con datos objetivos sobre los inmuebles que se están vendiendo en la zona, sus precios, cuanto tiempo llevan en el mercado, etc., por lo que podrán hacerte una valoración exacta de lo que cuesta la vivienda.

Ten en cuenta que si decides poner el precio a la alta –por eso de negociar luego con los posibles compradores-, lo que puedes conseguir es que cueste que se venda. Esto irá en tu contra, ya que la casa empieza perder valor.

Difusión

Hoy en día existen numerosos portales inmobiliarios donde poder subir nuestros anuncios. Sin embargo, ten en cuenta que cada día se suben multitud de pisos, por lo que la presencia en ellos no suele ser muy grande. De hecho, son ya muchos los que solo permiten subir pisos a través de agencias inmobiliarias.

Además, las inmobiliarias suelen contar con agencias de marketing. Una buena fotografía del inmueble y su difusión en sus portales hará que la casa en cuestión sea vista por miles y miles de personas más, y la imagen que tendrá será mucho más profesional. Un profesional sabrá cómo realizar las fotografías, con la mejor luz y los mejores ángulos, para sacar el mayor partido a la vivienda.

¿Está todo correcto?

¿Sabías que antes de cerrar la compraventa es necesario tener en cuenta algunas cuestiones? No se trata solo de firmar un papel, hay que tener en cuenta que la supervisión técnica de la vivienda haya sido satisfactoria, comprobar que el comprador haya conseguido la financiación necesaria, los cálculos exactos de las notarías, etc.

Si quiero vender mi casa, todo ello ha de estar en regla de cara a las numerosas exigencias legales y a cerrar correctamente la propia venta. Y para todo ello, también es indispensable contar con profesionales especializados.

2020-05-13T11:30:53+00:00 2020/05/13 |Dudas frecuentes|